MUTISMO SELECTIVO

 

Algunas de las manifestaciones de comportamiento del mutismo selectivo son:

 

  • Incapacidad persistente para hablar en situaciones sociales específicas (en las que se espera que hable, por ejemplo, en la escuela).
  • La alteración interfiere no solo en la comunicación social sino también en el rendimiento de la persona académico o laboral de la persona que la sufre.
  •  Para que se considere mutismo selectivo esta alteración debe estar presente en la persona al menos durante un mes.
  • La incapacidad para hablar no se debe a una falta de conocimiento ni a una deficiente fluidez en el lenguaje hablado y requerido en la situación social.
  • Este trastorno no tiene un origen en la presencia de otro trastorno de la comunicación como por ejemplo el tartamudeo. Tampoco aparece exclusivamente en el transcurso de un trastorno del desarrollo, esquizofrenia u otro trastorno psicótico.

 

Con frecuencia las soluciones intentadas para resolver este trastorno y que han sido fallidas hacen que el problema se mantenga o incluso se intensifique. Por este motivo es muy importante dejar de usar lo que no funcionó y pasar a utilizar estrategias enfocadas a romper los mecanismos de la persona que activan esta alteración.

En aquellos casos donde el mutismo selectivo se produce dentro del aula, la colaboración con la escuela es fundamental.

Nosotros trabajamos con la familia, proponemos estrategias de intervención al tutor del alumno y al orientador del centro educativo.

Quiero saber más
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Loading Facebook Comments ...